dimarts, 22 juliol de 2008

Miguel Angel Buonarroti: La grandeza de un genio!

Disfruten de este espectacular tema de King Crimson!



Claro heredero del arte florentino de los siglos XIV y XV.
Miguel Ángel Buonarroti , está considerado como uno de los mayores creadores de toda la historia del arte y, la figura más destacada del renacimiento italiano. Arquitecto, escultor, pintor y poeta, ejerció una enorme influencia tanto en sus contemporáneos como en todo el arte occidental posterior a su época.
Nació el 6 de marzo de 1475 en el pequeño pueblo de Caprese, cerca de Arezzo, en la Toscana, y mantuvo a lo largo de toda su vida unos profundos lazos con Florencia.
De niño ya le cautivaba el dibujo y el estudio del arte, y le gustaba recorrer las iglesias y copiar las pinturas.



A los 13 años de edad entró en el taller de Doménico Ghirlandaio, para aprender a pintar. Más tarde , se dedicó a estudiar las obras de los grandes ,como Giotto, Massacio, Donatello.
Dos años después se sintió fascinado por las esculturas del jardín de San Marcos, de los escultores griegos y romanos cuyas obras contemplaba en la colección de los Médicis.
Trató de revelar los secretos de los escultores antiguos que simbolizaban al cuerpo humano en movimiento, con todos sus músculos y tendones.

Lorenzo el Magnífico, ( Lorenzo de Médicis) fue su mecenas, le ofreció la posibilidad de instruirse en el lenguaje y las técnicas de la escultura, empleando su colección de piezas clásicas, guardadas en el Palacio de Vía Larga.
Miguel Ángel inició así sus estudios de escultura, siendo admitido como hijo adoptivo de Lorenzo en el Palacio Médici, donde vivía con los más destacados miembros del humanismo.
A los 16 años de edad ya había realizado dos esculturas en relieve, y ya mostraba su profunda admiración hacia la anatomía , que estudió por si mismo. Acudía casi todas las noches al depósito municipal de cadáveres para practicar disecciones, que le permitían conocer mejor la anatomía del ser humano y dibujaba tomando modelos de la figura humana.

La vida de Miguel Ángel transcurrió entre Florencia y Roma, ciudades en las que dejó sus obras maestras.

De sus muchísimas grandes obras, solo citaré estas:

David



El punto culminante del estilo de juventud de Miguel Ángel es la gigantesca (4,34 m) escultura en mármol del David , realizada entre 1501 y 1504. El artista afrontaba el tema del héroe de manera insólita respecto a lo tradicional, representando el símbolo de la fe hebraica con el cuerpo de un hombre joven y desnudo, tranquilo pero tenso.
David es un personaje bíblico-histórico, era pastor del rebaño de su padre y tras vencer al filisteo Goliat fue proclamado rey del pueblo de Israel. En el David de Miguel Ángel, el héroe se encuentra en el momento justo antes de blandir la honda y atacar al gigante Goliat.
Es la escultura que lanzó a Miguel Ángel a la fama teniendo él apenas 24 años.
El mármol que le proporcionaron para el David, fue un bloque defectuoso abandonado hace 40 años , algo no habitual, ya que, él mismo Miguel Ángel elegía el bloque de mármol con el que iba a trabajar.

El David, no es una anatomía perfecta, no responde a la proporcionalidad de sus miembros, sus pies son enormes, su cabeza desproporcionada con el resto del cuerpo, sus manos también demasiado grandes, aunque los músculos de todo el cuerpo, están perfectamente delimitados, y en las extremidades se pueden apreciar las venas, los tendones, sobretodo en las manos.
La escultura estuvo hasta 1947 en la entrada del Palacio de la Señoría, como símbolo de libertad de la República, (ahora se encuentra en la Galería de la Academia de Florencia), donde fue trasladada para evitar que fuera dañada por la polución. Se hizo una réplica exacta que colocaron en el mismo lugar, en la plaza de La Señoría.

Moisés



Es la figura central de la tumba de Julio II, en la iglesia de San Pedro in Víncoli, en Roma. Realizada en 1515.
Es de mármol de Carrara realizada en bulto redondo, de cuerpo entero y sedente. El modelado es perfecto. Miguel Ángel trato el mármol, su material predilecto, como si fuera la más dócil plastilina. El estudio anatómico es de un naturalismo asombroso. El mármol blanco pulido deja resbalar la luz. Las ropas caen en pliegues donde juegan luces y sombras dando a la figura volumen.
Capta el instante en que Moisés vuelve la cabeza y va a levantarse, lleno de furia ante la infidelidad de su pueblo. Esta ira se expresa en su rostro, que se contrae en un gesto ceñudo. Podemos ver en esta escultura las características del estilo renacentista: búsqueda de la belleza, acentuado naturalismo, interés por la figura humana y su perfecta anatomía.
Julio II, su otro mecenas, se lo encargó en 1505, aunque Miguel Ángel no lo terminó hasta 1545 , de un modo muy diferente a como lo había proyectado. Durante tres años trabajó en la tumba sin parar, terminando la gran estatua de Moisés con las Tablas de la Ley.
Pensaba que el Moisés era su creación más realista. La leyenda cuenta que al acabarlo, el artista golpeó la rodilla derecha de la estatua y le ordenó "¡habla!", sintiendo que la única cosa que faltaba por extraer del mármol era la propia vida. En la rodilla se puede encontrar una marca, tal vez el martillo de Miguel Ángel al golpear a su Moisés.

La Piedad



Miguel Ángel la esculpió a los veintitrés años y la terminó antes de cumplir los 25 años de edad, es además la única obra en la que aparece su firma.
La magnífica obra en mármol, que mide 174 cm de altura y 195 cm de longitud. Se encuentra en Roma, en la Ciudad del Vaticano, en la Basílica de San Pedro.
Miguel Ángel representa a la Virgen considerablemente joven sentada sobre un peñasco simulando el Calvario, sosteniendo en su regazo el cuerpo de su hijo descolgado de la Cruz sosteniéndolo con una mano derecha, mientras la otra se abre en un gesto que sugiere interrogar sobre el destino de Jesús, según una iconografía nórdica. El rostro de la virgen es hermoso encuadrado por un velo, consigue transmitir la tragedia a la escena , tiene los ojos bajos casi cerrados y su expresión es serena. Se destaca la anatomía del cuerpo de Cristo, con el brazo derecho caído. Los pliegues del vestido demuestran su gran pericia técnica. En la cinta que atraviesa el pecho de María , Miguel Ángel cinceló Michelangelus Bonarotus Florentinus faciebat (Miguel Ángel Buonarroti, florentino, lo hizo)

La Capilla Sixtina



Miguel Ángel tuvo la oportunidad de demostrar su pericia y habilidad como pintor, al encomendársele la decoración de la bóveda de la Capilla Sixtina en el Vaticano. En ella plasmó algunas de las más exquisitas imágenes de toda la historia del arte.



El artista recibió de Julio II, el encargo de decorar la bóveda de la Capilla Sixtina. Sin embargo, al principio Miguel Ángel se resistió a aceptar este encargo, ya que se consideraba ante todo un escultor, pero ante la insistencia de Julio , empezó con el trabajo. No quiso que nadie le ayudara en la obra, y se encerró en la capilla y no permitió que nadie se le acercara. Su creación duró cuatro años de tarea solitaria sobre el andamiaje de la capilla.



Miguel Ángel desarrollo un complicado sistema decorativo- iconográfico donde figuran nueve escenas del libro del Génesis. Alrededor de las escenas centrales, se despliega un conjunto de profetas, sibilas y jóvenes desnudos, en un todo unitario dominado por dos cualidades esenciales: belleza física y energía dinámica.

Basílica de San Pedro



La obra máxima de Miguel Ángel como arquitecto se evidencia en la Basílica de San Pedro. En la dirección de los trabajos el artista sucedía a Antonio de Sangallo , con quien tenía hondas discrepancias en la concepción de la arquitectura, pero acepta la petición de Paulo, y su primera acción fue demoler parte de lo erigido por Sangallo captando así enemistades.

Los proyectos de Miguel Ángel para San Pedro, manifiestan una ruptura respecto a todos sus prestigiosos predecesores, aseverando su concepción original en la creación de la planta, que en el exterior tendrá colosales pilastras corintias y la Cúpula sería el punto sobresaliente, esta cautivó a Miguel Ángel desde 1557 hasta su muerte y no llegaría a contemplarla definitivamente acabada según eran sus deseos.

Miguel Ángel también compuso poesías, donde presentaba sus ansiedades, pensamientos , frustraciones, ideas estéticas y su relación con la filosofía.
La formación poética de Miguel Ángel, probablemente le vino de los textos de Petrarca y Dante. Como poeta, Miguel Ángel, ha dejado unas trescientas composiciones que ocupan un puesto destacado en la lírica del siglo XVI, destacando su tono enérgico y austero y una continua tensión hacía una ardiente inmediatez expresiva.


A los 30 años de edad Miguel Ángel, era uno de los maestros más destacados de la época.
Miguel Ángel imaginaba las figuras contenidas en el bloque de mármol, en el que se ocupaba y su labor como escultor sería la de quitarle al bloque lo que le excedía, es decir, descontar lo necesario de el hasta que emergían esas figuras contenidas en su interior.
A lo largo de su vida, vivió con problemas en la espalda , causados por una caída desde un andamio.
Se dice de Miguel Ángel, que estaba continuamente insatisfecho consigo mismo.

Se nota en su arte, su amor por la belleza masculina, la cual sabe plasmar perfectamente y con gran erotismo ( se puede apreciar muy bien en su David), a diferencia del cuerpo femenino, que no lo sabe pintar. Esto se puede ver en los frescos de la Capilla Sixtina, donde Eva tiene cuerpo muy rudo y masculino.
Tanto en su poesía como en el resto de su obra, le marcó su homosexualidad. Amó a gran cantidad de jóvenes, muchos de los cuales posaron para él . Su mayor amor fue Cavalieri de 16 años, cuando Miguel Ángel contaba 57 años. Le dedicó a Cavalieri cerca de trescientos sonetos y madrigales (composición lírica breve, especialmente intensa y delicada y de tema amoroso) , constituyendo la más vasta secuencia de poemas compuestas por él.



El 18 de febrero de 1564, falleció , a la edad de ochenta y ocho años.
Fue enterrado en la iglesia de los Santos Apóstoles de Roma. Más tarde, su cuerpo fue llevado a Florencia, donde está enterrado actualmente en la iglesia de Santa Croce. Giorgio Vasari diseño el monumento que está sobre su tumba y comprende tres figuras llorosas que representan la pintura, la escultura y la arquitectura.




3 comentaris:

Isabel ha dit...

Quan vaig anar a Roma i vaig veure la seva obra, em vaig meravellar per la enorme sensibilitat que era capaç d'extreure de les pedres. Deien que ell primer mirava el troç de marbre, i després treia l'escultura de dins, com si ja estigués feta i l'únic que necessités és que li treguessin el que sobrava.
Impressionant. I King Crimson també ;))) Petons.

Awaken ha dit...

Isabel...si, era un geni! I el David que el va fer d'un troç de marbre que no es podia aprofitar per res! I mira la impressionant escultura! Les vegades que he anat a Florencia acostumo anar a visitar la Galeria de la Acàdemia..on està...
A Roma fa molts anys que no hi vaig! Vem anar-hi amb unes amiges quan tenia uns 25 anys! Ja ha plogut des de aleshores ja...jejejeje...

Petons!

alvaro Locx ha dit...

A mi es que me encanta Miguel ängel y justo ahora hago un enlace a tu blog para que lean este post, que me parece genial, como el propio Miguel Ángel.